martes, noviembre 15, 2005

En la cama con Bolaño

Después de 6 días en cama regreso a mi trabajo y a la blogosfera!!
Aún estoy convaleciente, pero ya estaba un poco aburrida de estar en casa y me siento mejor.
Debo confesar, eso sí, que de buena gana, habría dormido hasta tarde. Me ha costado conectarme con el trabajo. Debería estar haciendo unas notas, sin embargo prefiero sacar la vuelta y actualizar mi blog.

Nunca antes tuve neumonitis, cuando el médico me dio el diagnóstico me sentí peor, creo que hay palabras cargadas de negativismo y esta me parece muy fea. Salí de la consulta, con un cerro de remedios y exámenes por hacer y me dispuse a preparar todo para que esto pase lo antes posible. Cada vez que le cuento a alguien alaraquea ene, espero que sólo sean exageraciones del sentido común, me carga agrandar las cosas. Creo que sólo debo seguir las instrucciones del médico, no fumar y no "destaparme las patitas", jejeje.

Una de las cosas que aproveché de hacer durante mi reclusión temporal en el hogar, fue terminar de leer 2666 de Roberto Bolaño. Cosa que me alegra, porque tardé mucho en hacerlo, pero cuando leí la última página me dio tristeza. Hay ocasiones en que un libro me atrapa y no puedo dejarlo hasta terminar, pero esta vez necesitaba tomar un descanzo, tuve momentos en que no podía seguir leyendo, incluso uno de los capítulos me causó un par de pesadillas. Claro que otros días no paraba de leer ni en la micro, (a pesar del mareo que me provoca).

Tremenda novela, realmente, se las recomiendo. Los cinco capítulos unidos por la historia de un enigmático escritor alemán, Benno von Archimboldi y por los inexplicables asesinatos en el Estado de Sonora, en México, me mantuvieron, realmente, atrapada a la lectura.

2 comentarios:

hagasbar dijo...

he tratado de conseguirme ese libro por ahí y no lo he podido tener... dicen que es muy bueno, de lo ultimo q sacó bolaño antes de morir....

salu2...

kotto dijo...

que bueno que estes de vuelta, y excelente recomendación...

eso

Saludos